Javi Dominguez – Tor des Geants (2017)

Javi Dominguez
Foto: Stefano Jeantet

En su primera vez en Tor Des Geants (330km / 24.000+), Javi Dominguez vence al gigante, con récord de la prueba en 67 horas, 52 minutos y 15 segundos. Hemos tenido la suerte de que nos cuente su gran aventura, su gestión de la alimentación y su lucha mental a lo largo de varios días sin dormir.

“La alimentación la había planteado de la siguiente forma: hacer comidas normales, desayuno, comida, merienda, cena, etc con comida normal del día a día, complementándolo con Tailwind disuelto en agua como base de la carrera. No he tenido ningún problema estomacal ni de falta de apetito, algo imprescindible para poder realizar una prueba de ultra distancia. Yo creo que me fue de gran ayuda y no tuve ningún momento de vació ni de bajón físico.

Los momentos más complejos fueron la segunda noche y tercer día, sobre todo por el tema del sueño. Hay momentos que literalmente te caes de sueño, pero tienes que continuar porque no puedes pararte en el medio del monte en plena noche a dormir. Luego llegas a un refugio, quieres dormir, pero estás tan activo que no puedes conciliar el sueño. No es fácil, sin conocerte en esas situaciones, saber cómo y cuándo descansar, porque el descanso, así como la alimentación son los responsables de que tu cuerpo funcione.
Las últimas paradas para descansar, mas que para la recuperación física las hacía para la recuperación mental, ya que me supuso mucho estrés mental, sobre todo a partir de la tercera tarde, cuando Franco Collé se iba distanciando.
Cuando piensas que estás en tu peor momento de la carrera, una simple parada para cenar, una charla con los amigos, puede hacer que todo cambie. A partir de Ollomont empecé a sentirme mejor de cabeza y esto afectó directamente a la parte física. Fue lo que me dio fuerza para hacer la remontada. Es importantísimo estar motivado y creerte que eres capaz de darle la vuelta, el cuerpo se olvida de los dolores y fatigas y puedes volver a correr como si fuera un entrenamiento de los de entre semana.
En una ocasión, cuando iba en primera posición con 6 horas por delante, también tuve momentos difíciles porque el cuerpo y mente se relajan y esto también te puede costar caro al relajarte demasiado.
Respecto al tema de bajar el récord es algo que no estaba en mi mente, salió así por la carrera que hicimos, no fue mi intención ir a rebajarlo. Son sólo números que no se pueden comparar de una edición a otra, ya que cada edición es diferente de las demás por meteorología, por cambios del recorrido y por los participantes.”